top of page

Los riesgos de frotarse los ojos: ¡Cuidado con tu salud visual!

Frotarse los ojos puede parecer una acción inofensiva y común, pero es importante tener en cuenta que puede tener consecuencias perjudiciales para la salud visual.


En particular, los pacientes que padecen enfermedades como blefaritis, conjuntivitis alérgica o pterigio deben tener especial precaución, ya que el frotamiento puede empeorar los síntomas y aumentar la irritación. A continuación le contamos los riesgos asociados con frotarse los ojos y cómo afecta a estas condiciones oftalmológicas específicas.


Blefaritis y frotarse los ojos: La blefaritis es una condición en la cual se produce irritación en los bordes de los párpados debido a la congestión de las glándulas allí presentes. Los pacientes con blefaritis a menudo experimentan picazón, pero frotarse los ojos puede exacerbar la inflamación de las glándulas, lo que puede conducir a una mayor secreción y descamación. Además, el frotamiento frecuente puede aumentar la sensibilidad a la luz solar y al polvo, y contribuir a una sensación de fatiga ocular debido al uso prolongado de pantallas.


Pterigio y los efectos del frotamiento ocular: El pterigio es una condición en la que se forma una pequeña elevación carnosa en la parte blanca del ojo. Cuando un paciente con pterigio se frota los ojos, aumenta la irritación y la congestión del pterigio. Esto puede resultar en una mayor molestia, así como una menor tolerancia a la exposición solar, el viento y el polvo.


Conjuntivitis alérgica y el frotamiento ocular: Las personas que padecen conjuntivitis alérgica son susceptibles a reacciones alérgicas al sol, polvo, viento, humo, perfumes y pelos de animales, como gatos o caballos. Si un paciente con conjuntivitis alérgica se frota los ojos, puede aumentar la sintomatología y la irritación, lo que requerirá un mayor control mediante el uso de medicamentos específicos. Es importante destacar que frotarse los ojos no solo agrava los síntomas, sino que también puede aumentar el riesgo de infección ocular secundaria.

Frotarse los ojos puede tener consecuencias negativas para la salud visual, especialmente en pacientes que padecen enfermedades oculares como la blefaritis, el pterigio o la conjuntivitis alérgica. Es fundamental buscar asesoramiento de un oftalmólogo para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico. Además, se recomienda evitar frotarse los ojos en general, ya que puede aumentar el riesgo de daños a la superficie ocular y empeorar las afecciones preexistentes. En su lugar, se deben seguir las pautas y recomendaciones del médico para el cuidado adecuado de los ojos y aliviar cualquier incomodidad o síntoma asociado a estas condiciones.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page