Producen síntomas de ardor, irritación ocular, rasquiña en ocasiones secreción en bordes de los párpados.

La Blefaritis es el proceso inflamatorio, de los párpados y de las glándulas que en ellos están, y que en ocasiones puede ser de origen infeccioso generalmente por bacterias y en algunos casos por ácaros como el Demodex.

 

Generalmente tienden a ser crónicas en razón al mal diagnóstico y tratamiento. 

Si quieres más información sobre este tema haz clic aquí.