top of page

La importancia de la detección temprana de las cataratas

Las cataratas son una de las principales causas de pérdida de visión en todo el mundo, pero lo que muchas personas no saben es que esta condición es tratable si se detecta a tiempo.

Las cataratas son la opacificación del cristalino, la lente natural del ojo. Esta opacidad puede provocar una visión borrosa, deslumbramiento, dificultad para ver de noche y una disminución general en la calidad visual. Aunque las cataratas son comunes en personas mayores, también pueden desarrollarse debido a lesiones o condiciones médicas como la diabetes.

 


Detección temprana, clave para el manejo efectivo

 

Ocasionalmente las personas no se dan cuenta de que tienen cataratas en las etapas iniciales, ya que los síntomas pueden ser sutiles. Es por eso que las revisiones oftalmológicas regulares son esenciales, especialmente a medida que envejecemos o si tenemos factores de riesgo conocidos.

 

Exámenes oftalmológicos para detectar cataratas:

 

Durante un examen ocular completo, el oftalmólogo realizará varias pruebas para evaluar la salud ocular, incluida la presencia de cataratas. Esto puede incluir pruebas de agudeza visual, examen con lámpara de hendidura y dilatación de las pupilas para una evaluación más detallada del cristalino y otras estructuras oculares.

 

Tratamiento:

 

Una vez que se diagnostican las cataratas, existen varias opciones de tratamiento disponibles, dependiendo del grado de opacidad y el impacto en la calidad de vida del paciente. En las etapas iniciales, los cambios en la prescripción de lentes pueden ayudar a mejorar la visión. Sin embargo, a medida que las cataratas progresan y comienzan a afectar significativamente la calidad visual, la cirugía de cataratas se convierte en la opción más común y efectiva.

 

Cirugía:

 

Esta enfermedad se puede tratar con cirugía facorrefractiva, que consiste en retirar el lente cristalino con o sin catarata y reemplazarlo con el implante de un lente intraocular trifocal, logrando que ambos ojos puedan tener visión cercana, intermedia y lejana. En estos casos se puede corregir además el astigmatismo si es necesario. El procedimiento quirúrgico por facoemulsificación es uno de los procedimientos más rápidos y seguros de la medicina. Este tiene una posibilidad de éxito de al menos el 95% y bajo índice de complicaciones.

 

La mejoría visual generalmente se nota a las pocas horas del procedimiento y el paciente puede reiniciar la mayoría de las actividades a los pocos días de la cirugía.

 

La  detección temprana de las cataratas es fundamental para un manejo efectivo y una mejor calidad de vida. A través de exámenes oftalmológicos regulares y una atención médica oportuna, las cataratas pueden diagnosticarse y tratarse antes de que afecten gravemente la visión. Si experimenta cambios en su visión, no espere y consulte a su oftalmólogo para una evaluación completa.

 

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page