top of page

Prevención y Tratamiento del Pterigion: Proteger los ojos para una visión saludable

El pterigion es un crecimiento elevado de tejido en la conjuntiva, la membrana que cubre la parte blanca del ojo. Esta afección puede ser causada por diversos factores ambientales, como la exposición al sol, viento, polvo, humo y contaminación. Es fundamental tomar medidas preventivas para evitar su aparición y proteger la salud visual. En casos en que ya se haya desarrollado el pterigion, el único tratamiento efectivo es la cirugía.


Para prevenir la aparición del pterigion, es esencial seguir algunas recomendaciones:

Le dejamos diez consejos y recomendaciones para que viva una mejor experiencia.


1. Lubricar adecuadamente los ojos: Mantener los ojos bien hidratados ayuda a proteger la superficie ocular de la irritación causada por el ambiente. Utilizar lágrimas artificiales recomendadas por un oftalmólogo puede ser beneficioso, especialmente en entornos secos o con mucha contaminación.

2. Protección adecuada contra la radiación solar y otros factores ambientales: Cuando haya exposición al sol, al polvo, al viento o al humo, es crucial proteger los ojos. La forma más efectiva es utilizando gafas de sol de calidad que bloqueen los rayos UVB y UVA, y que tengan protección lateral para reducir la exposición desde diferentes ángulos.

3. Evitar la exposición prolongada a condiciones ambientales desfavorables: Si usted se encuentra en ambientes con mucho viento, debe considerar usar gafas protectoras o lentes de contacto para mantener los ojos a salvo. Además, evite frotar los ojos con las manos, especialmente si están sucias.

Tratamiento del Pterigion

Si a pesar de tomar precauciones, el pterigion aparece, es importante buscar atención médica lo antes posible. El único tratamiento efectivo en esta etapa, es la cirugía. La intervención quirúrgica consiste en raspar el tejido elevado del pterigion y reemplazarlo con un injerto de tejido sano de la misma conjuntiva del mismo ojo. Esta técnica disminuye el riesgo de recurrencia de la afección. En algunos casos, se pueden utilizar suturas para fijar el injerto, pero en términos más modernos, se puede emplear pegante tisular con la intención de evitar la necesidad de poner puntos. Esto hace que la recuperación del paciente sea mucho más cómoda y con menos molestias postoperatorias.

La atención temprana es clave en la preservación de la salud visual, por lo que es fundamental consultar a un oftalmólogo si nota cambio en su visión o cualquier molestia ocular. Tomando medidas preventivas y cuidando adecuadamente los ojos, se puede proteger la visión y mantener una buena salud ocular a lo largo del tiempo.




45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page